Fallece Fidel, comandante de la revolución cubana

>> A las 22:29 (hora local) expiró en su casa de La Habana el histórico líder de la revolución cubana, Fidel Castro Ruz.

>> Conmoción a nivel mundial por la partida del líder. Homenajes y reconocimiento a lo largo del orbe.

La Habana.- Ayer, viernes 25 de noviembre de 2016, a las 22:29 (hora local) se produjo el sensible fallecimiento del histórico líder cubana, Fidel Castro Ruz, uno de los personajes más influyentes del siglo XX, en su casa ubicada en la capital cubana y conocida como “punto cero”.

La noticia fue comunicada por su hermano Raúl Castro, actual Presidente del Consejo de Estado y de Ministros, por medio de un comunicado leído en cadena nacional. Expresó Raúl: Con profundo dolor comparezco para informar a nuestro pueblo, a los amigos de nuestra América y del mundo, que hoy 25 de noviembre del 2016, a las 10:29 horas de la noche, falleció el Comandante en Jefe de la Revolución Cubana, Fidel Castro Ruz.

Desde temprano hoy sábado, diversos gobiernos del mundo han expresado su pesar por la partida física del líder, especialmente en África y Latinoamérica, pero también en Asia, Europa y Oceanía.

La presidenta Michelle Bachelet expresó a través de su cuenta de twitter sus condolencias a Raúl Castro por la partida del comandante.

La historia de un revolucionario

Fidel Castro, en uno de sus discursos más recordados en la Asamblea General de las Naciones Unidas.

Fidel Castro, en uno de sus discursos más recordados en la Asamblea General de las Naciones Unidas.

Fidel, quien en agosto cumplió 90 años, nació en la pequeña localidad de Birán, en el oriente cubano. En 1945 finalizó su bachillerato, ingresando a la Universidad de La Habana el 4 de septiembre para estudiar Derecho. En 1947, desde la Federación de Estudiantil Univesitaria (FEU) promovió el boicot y las protestas pro democracia dominicana, en contra del dictador Rafael Trujillo, Representó a la FEU en un congreso en Colombia en 1948, viviendo el “bogotazo” en dicha ciudad. En 1950 se tituló como abogado, y al año siguiente ingresó al Partido Ortodoxo, postulando a un curul en la Cámara de Representantes, pero las elecciones del año 1952 fueron anuladas por el golpe de Estado de Fulgencio Batista.

En 1952 Fidel denunció a Batista por violar la Constitución, convirtiéndose en uno de sus principales opositores. El 26 de julio de 1953 encabezó junto a la “generación del centenario de Martí” el asalto al Cuartel Moncada, en un intento por derrocar a la tiranía batistiana. Muchos jóvenes revolucionarios son detenidos, torturados y asesinados. Fidel es encarcelado y juzgado. Al defenderse ante el jurado pronuncia el famoso alegato que finaliza con la frase

“condenadme, no importa, la historia me absolverá!”

Fidel, durante su vista de Estado a nuestro país.

Fidel, durante su vista de Estado a nuestro país.

Tras ser adminstiado en 1955, se exilia en México, en donde organiza el Movimiento Revolucionario 26-J, que realiza en 1956 un desembarco a bordo del yate “Granma” de un grupo de guerrilleros, los que inician una lucha revolucionaria en la sierra maestra cubana, que culmina con el triunfo de la revolución, el 1º de enero de 1959, y la caída de la tiranía de Batista.

Una vez en el poder, Fidel encabeza la transformación de Cuba en un Estado Socialista. Se propone erradicar el alfabetismo, y lo logra en tan solo un año. Se nacionalizan las centrales azucareras, y se ponen en marcha numerosos programas para erradicar la pobreza.

Fidel, siendo recibido en Concepción.

Fidel, siendo recibido en Concepción.

EE.UU. no ve con buenos ojos el proceso cubano, organizando una invasión por medio de la CIA en Bahía Cochinos, la que es repelida con éxito por las fuerzas cubanas en 1961. Frente al temor de una nueva invasión, Cuba pide a Rusia la instalación de misiles nucleares para la auto-defensa, lo que desencadena una crisis internacional. EE.UU. bloquea Cuba, y dispone el embargo, sanción que subsiste hasta nuestros días.

Fidel siguió gobernando y construyendo la revolución hasta 2006. En ese tiempo, Cuba articuló un impresionante sistema educativo y de sanidad, apoyó a los países pobres del continente, y las guerras de liberación en varios países del África, como Angola, Congo y Mozambique. También, auxilió al gobierno de Salvador Allende, y recibió a miles de exiliados chilenos tras el golpe de Estado. Se convirtió en un personaje querido y admirado, al tiempo que odiado por EE.UU. y sus aliados.

En su último discurso, en la clausura del VII Congreso del Partido, en abril de este año, señaló:

Pronto deberé cumplir 90 años, nunca se me habría ocurrido tal idea y nunca fue fruto de un esfuerzo, fue capricho del azar. Pronto seré ya como todos los demás. A todos nos llegará nuestro turno, pero quedarán las ideas de los comunistas cubanos como prueba de que en este planeta, si se trabaja con fervor y dignidad, se pueden producir los bienes materiales y culturales que los seres humanos necesitan, y debemos luchar sin tregua para obtenerlos. A nuestros hermanos de América Latina y del mundo debemos trasmitirles que el pueblo cubano vencerá.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s