Hace 137 años un institutano pasó a la inmortalidad

>> Hoy se cumple un nuevo aniversario del combate naval de Iquique, en donde el capitán y exalumno Arturo Prat tomó la decisión de no rendir la nave a su cargo, y salvar con ello a los puertos del sur de la flota peruana.

>> El 21 de mayo se ha convertido en un símbolo, y en una de las fechas más importantes en el calendario nacional.

La presidenta Bachelet preside el desfile en honor a las glorias navales. Foto: Ximena Navarro.

Valparaíso.- A este mediodía, y como es tradicional, la presidenta de la República Michelle Bachelet presidió en la plaza Sotomayor el desfile en honor al día de las glorias navales, que recuerda la epopeya protagonizada hace 137 años por Prat, Condell, Aldea, Uribe y otros marinos en la rada de Iquique.

La historia es conocida por todos. Mientras la escuadra nacional se dirigía al puerto de Callao en el Perú, los dos buques más antiguos (la Esmeralda y la Covadonga) permanecieron en Iquique manteniendo el bloqueo del importante puerto salitrero peruano. De sorpresa el 21 de mayo fueron sorprendidos de madrugada por las dos naves más poderosas de la marina de guerra del Perú, el monitor Huáscar y la Independencia. Prat, a cargo del bloqueo, tenía la misión de mantenerlo a toda costa. Además, si los buques lograban romper el bloqueo en Iquique podrían seguir navegando hacia el sur y hundir a los transportes de tropas, o bombardear el puerto de Antofagasta, base de operaciones para ese entonces del ejército chileno en campaña.

El Instituto Nacional se hace presente, el pasado 6 de mayo, en el izamiento de la bandera nacional en homenaje al “mes del mar”

Ante dicha disyuntiva, Prat y Condell decide no rendirse y plantar batalla a los gigantes peruanos.

Mientras la Covadonga se retiró de la rada de Iquique y navegó hacia el sur, hacia el sector de Punta Gruesa, haciendo encallar hábilmente a la Independencia, Prat se enfrentó al Huáscar en Iquique, siendo espoloneado por el monitor, oportunidad en que toca zafarrancho de abordaje para intentar abordar al navío y asaltarlo en una lucha cuerpo a cuerpo. Lamentablemente solo salta Prat, el sargento Aldea y el marinero Ugarte (quien cae al mar). Prat perece sobre la cubierta del Huáscar, tras recibir dos disparos, uno de los cuales le perforó el cráneo.

El resto de la tripulación observa la gesta heroica, y deciden combatir hasta que la vieja Esmeralda es hundida, pereciendo más de la mitad de la tripulación en el combate… escriben así una de las páginas más gloriosas de nuestra historia naval.

Al enterarse el pueblo chileno de la noticia, Prat es elevado a la categoría de héroe. Sus restos son repatriados al término del conflicto y yacen actualmente en un mausoleo construido en la plaza Sotomayor, lugar en el que hoy recibieron honores por parte de las más altas autoridades de la República.

Prat, abogado e institutano.

Prat en 1863, recién ingresado a la Escuela Naval a la edad de 15 años.

Pero la figura heroica de Prat no se construye solo en el combate naval de Iquique.

Nació en una hacienda familiar en Ninhue, el 3 de abril de 1848, siendo bautizado como Agustín Arturo, y teniendo por padres a doña Rosario Chacón y al comerciante Agustín Prat.. Vivió su infancia en la chacra de su abuelo Jacinto Chacón en Providencia. Tras su venta en 1854, su familia se trasladó a una modesta casa en la calle San Diego Nueva (hoy, calle Arturo Prat), iniciando sus estudios en la escuela superior de instrucción primaria, conocida como la “escuela de la campana” y que hoy lleva el nombre de Escuela Cadete Arturo Prat. En 1858 dejó la escuela e ingresó a la Escuela Naval del Estado. Perteneció al llamado “curso de los héroes”, teniendo como como compañeros a Luis Uribe, Carlos Condell, Jorge Montt y Juan José Latorre, entre otros destacados marinos. Egresó en 1861 como primera antigüedad, participando en 1865-66 de la “guerra con España”, en donde el Perú, Ecuador y Chile hicieron frente a la armada española, que pretendía usurpar las islas Chinchas del Perú. Prat participó del combate naval de Papudo, siendo condecorado por su valor.

Certificado de egreso de Arturo Prat, expedido en agosto de 1871. Lleva la firma de Diego Barros Arana, quien era entonces rector.

Certificado de egreso de Arturo Prat, expedido en agosto de 1871. Lleva la firma de Diego Barros Arana, quien era entonces rector.

Prat fue siempre un apasionado de los estudios, y quería ser abogado. Por ello, debió terminar sus estudios secundarios para poder ingresar a la Universidad de Chile. Fue alumno libre del liceo de Valparaíso, y posteriormente del Instituto Nacional, en donde finalmente se graduó como bachiller en agosto de 1871, con distinción el literatura y filosofía. En 1875 se gradúa en la Universidad de Chile de bachiller en leyes, y obtiene de la Corte Suprema el título de abogado en 1876. En esos años conoce a Carmela Carvajal, con quien inicia un noviazgo, celebrando matrimonio y formando una familia en Valparaíso. Prat fue profesor de la Escuela Naval y del Liceo nocturno Benjamín Franklin. Tuvo numerosas peleas con el alto mando naval en defensa de sus subordinados, e hizo grandes esfuerzos por modernizar los reglamentos y circulares que regían a la marina en aquel entonces.

En 1878 cumplió misiones diplomáticas en Uruguay, buscando impedir la guerra con Argentina, y en 1879 fue asignado como capitán de la Esmeralda…. el resto es historia conocida.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s