[columna] INacción Política.

Por: Christian Jorquera Gutiérrez,

estudiante de ciencia política UV, ex alumno Instituto Nacional.

La situación interna del Instituto Nacional es deplorable. Sin más ni menos palabras. El génesis de tal crisis puede ser variado, desde culpabilidad interna dentro de toda la comunidad, hasta externa por parte de los entes administrativos de la municipalidad y económico por parte del mismo Estado. Sea cual sea la razón por el declive del razonamiento del “más emblemático de los emblemáticos” lo cierto es que no se puede seguir de esta manera.

Hace unas semanas realicé junto a unas compañeras una breve investigación universitaria sobre la situación administrativa del Instituto Nacional, ¿La conclusión general? Existen evidentes problemáticas, de todo tipo e índole, pero no había nada más allá del diagnóstico, más allá de consignas, más allá de gritos.

Lo anterior se ve reflejado con claridad en la última toma del establecimiento, que a pesar de tener un origen democrático, tiene un pobre y dudoso respaldo de sus bases en lo activo y las muestras claras de que es una movilización sin mayor sentido que el que sus pseudo líderes quieren dar, es en por ejemplo, una entrevista otorgada por un muchacho de primero medio que poco y nada sabía de lo que estaba declarando, sin embargo más allá del actuar de este joven ¿vocero? lo criticable es quienes lo dejaron emitir esas palabras que provocaron un juicio posterior desorbitado dentro de la comunidad institutana (Porque claro, es cierto, una vocería no es un juego), pero como decía, la culpa no es de él si no de quienes permiten que ocurran tales hechos, esto, es sólo un botón de muestra de la conclusión de este punto: La dirigencia es deficiente.

Hace unos días salieron a la luz fotos (no sé si verídicas o no) de conversaciones entre el Presidente del Centro de alumnos (¿Ex? PS) y el Coordinador de 4tos medios (PC), rivales en las elecciones internas pero que sin embargo se unían con un hermoso fin en común, antes de iniciar la toma, durante las jornadas reflexivas, deseaban lograr guiar la discusión en base a los planteamientos de la Nueva Mayoría para que el pensamiento de los muchachos más “reaccionarios” no afectara con firmeza la reforma educacional. Sin palabras.

Por último y la gota que me hizo escribir esta catarsis más que columna, fue el incendio que se produjo hace apenas unas horas en el Instituto Nacional. Quienes fuimos alumnos sabemos perfectamente el funcionamiento de ésta y sin querer hacer un juicio apresurado, se saben perfectamente las costumbres para capear el frío que cada uno pueda concluir (prefiero mil veces pensar ello, a que fue un acto intencionado). De cualquier forma ¡Qué situación más simbólica! El bastión de la educación se quema, se quema profundamente y no sólo por el fuego, si no por la falta de ideas, últimamente a los institutanos les gusta mucho más gritar en vez de idear, gran error.

Tremenda lástima me causa pensar que en el lugar en donde pasé 6 años discutiendo sobre temáticas educacionales, cuna de documentos grandiosos sobre elementos de movilización, mesa de capacidades argumentativas clave en la conducción del movimiento estudiantil desde el 2006, ahora prefiera dar pie a un movimiento que poco y nada tiene de sustento, el cual recién hace unos días se comenzó a levantar dentro de la misma toma. Mi pregunta: ¿De cuándo que la toma se convirtió en un fin en sí mismo? Si los medios para discutir y reflexionar estaban, no queda mucho más que agregar.

Estimados lectores, la conducción de una movilización debe hacerse en base a la razón y no la pasión, Aristóteles decía que quienes no  eran capaces de controlar esta última, eran unos idiotas. Muchachos, jóvenes estudiantes del “primer foco”, no se caigan, jamás se han caído ante las críticas adversas de quienes se les enfrentan, siempre han sabido luchar con justicia y dignidad por lo que encuentran loable, sin embargo antes de cada manifestación, lo mínimo, es saber por qué se está luchando, si no, todas y cada una de sus acciones se verán como antojadizas y caprichosas, dudo que sus legítimas demandas sean un capricho, dudo que la selección y su honesta crítica a la reforma educacional sea un juego, pero lamentablemente todos sus últimos actos así lo hacen parecer, nada más que un juego de niños.-

Anuncios

Una respuesta a “[columna] INacción Política.

  1. no estoy para nada a favor de la toma,encuentro que sí,es la forma que más presión hace al gobierno,pero perjudica completamente al alumnado,ya van varios años perdidos en lo mismo, y ¿qué logramos? salir en enero,no veo que ganemos nada más,se dice que este gobierno, está dispuesto a dialogar,pero porfavor,ustedea deverdad creen que ganaremos algo? los servicios publicos son cada vez más malos en este pais,sólo miren el transantiago,y miren que gobierno le dió el inicio jajaja
    PD ARREGLEN LOS PUPITRES

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s